fbpx

4 de julio 2019 | 11:00 am

Los líderes de la Alianza del Pacífico, el pujante bloque comercial integrado por Colombia, Chile, México y Perú, abrirán el viernes un cónclave de dos días en Lima en medio de tempestades que oscurecen el horizonte económico.

Los presidentes de los cuatro países buscan un buen puerto para capear la marejada levantada por la pugna comercial entre Estados Unidos y China, que amenaza con echar a pique sus exportaciones y metas de crecimiento.

En medio del mar crispado, los cuatro socios redoblan su apuesta por la Alianza del Pacífico, que en conjunto representa el 38% de la economía de América Latina y es el bloque regional que mejor navega, según analistas.

La Alianza se ha convertido en el principal instrumento de integración en esta parte del continente, puesto que la CAN (Comunidad Andina de Naciones) no da resultados y el Mercosur está en situación bastante mala,

dijo a la AFP el economista y exministro peruano Jorge González Izquierdo, de la Universidad del Pacífico.

La CAN, creada por seis países hace medio siglo, está a la deriva hace tiempo; mientras el Mercosur (Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay) parece anclado desde su creación en 1991, aunque acaba de cerrar un acuerdo con la Unión Europea tras 20 años de negociaciones.

En contraste, la Alianza navega con el viento a favor bajo la bandera del libre comercio, con el timón firme rumbo a los codiciados mercados del otro lado del mayor océano del mundo, Asia.

El miércoles, el canciller peruano Néstor Popolizio declaró que el bloque reafirmará su apoyo al libre comercio ante el resurgimiento de voces proteccionistas.

El canciller afirmó que la declaración de apoyo al libre comercio tiene “un sustento político importante” porque la disputa comercial entre Washington y Pekín ya ha afectado las expectativas de crecimiento global, particularmente de países que tienen una fuerte relación con esas potencias.

En un contexto de surgimiento del proteccionismo en muchas partes del mundo, eso hace necesario que la Alianza reafirme su posición de apoyo al libre comercio,

manifestó Popolizio

La declaración es necesaria “en momentos que existen algunas gestiones para disminuir lo que significa la actuación de la OMC (Organización Mundial del Comercio) en términos de la administración del comercio a nivel global”, agregó.

Popolizio sostuvo además que los líderes de México, Colombia, Chile y Perú suscribirán además una declaración sobre la gestión sostenible del plástico con el apoyo financiero del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

AMLO, el gran ausente

Esta será la primera vez que el presidente colombiano Iván Duque asiste a una cumbre del pujante grupo y la segunda del anfitrión Martín Vizcarra. Repite el chileno Sebastián Piñera, uno de los cofundadores del bloque.

En tanto, el mandatario ecuatoriano Lenín Moreno asistirá como invitado.

Un gran ausente será Andrés Manuel López Obrador, pues no viaja al exterior aduciendo que debe quedarse en el país para trabajar por los mexicanos. En su lugar acudirá el canciller Marcelo Ebrard, según fuentes diplomáticas de México.

Segunda economía latinoamericana después de Brasil, México ha gastado energías lidiando con el presidente estadounidense Donald Trump, quien amenazó con imponer aranceles a productos mexicanos si el país no frenaba el flujo de migrantes indocumentados.

Tras tensas conversaciones, ambos países alcanzaron un acuerdo que otorga discrecionalidad a Washington para determinar, pasados 45 días, si han sido exitosos los esfuerzos mexicanos para frenar la migración.

En tanto, Colombia, la otra gran economía de la Alianza, se ha visto sacudida por las oscilaciones de los precios del petróleo, mientras el desempleo se empinó a cifras históricas de dos dígitos, tras cerrar 2018 en 9.7%.

Crecimiento a la baja

Los otros dos países de la Alianza también navegan por un mar turbulento debido a la pugna entre Estados Unidos y China, aunque el fin de semana en Osaka, Japón, Trump y su par chino Xi Jinping acordaron una tregua en la guerra comercial.

El gigante asiático es el mayor socio comercial tanto de Chile como de Perú, y la disputa entre las dos mayores economías del mundo ha estado mermando las exportaciones de ambas naciones andinas.

Chile, principal productor de cobre del mundo, ha visto este año caer los precios del metal y su banco central redujo la proyección de crecimiento de 2019 a un rango de 2.75% y 3.5% (antes era de entre 3% y 4%).

En Perú las turbulencias del exterior también oscurecen el horizonte y el gobierno rebajó la proyección de crecimiento en 2019 de 4.2% a 3.7%.

A ello se suman dificultades internas que frenan el arribo de inversiones: las indagaciones judiciales por el escándalo de las dádivas de la constructora brasileña Odebrecht que salpican a cuatro expresidentes, incluido Alan García, quien se suicidó en abril cuando iba a ser detenido.

Sin embargo, el gobierno peruano cree que el avance de los procesos judiciales estimula la llegada de nuevos capitales.

“Las inversiones se van a sentir más alentadas a venir a un país que está demostrando solidez, donde la justicia funciona”, asegura el primer ministro peruano, Salvador del Solar.

Lanzada en 2011, la Alianza del Pacífico representa la mitad del comercio de América Latina y es el mayor exportador global de alimentos como trucha, aguacate, arándano y guayaba, y metales como cobre y plomo.

Con información de AFP y Reuters

Comparte