fbpx
Tesla

3 de julio 2019 | 12:43 pm

Las acciones de Tesla subieron hasta 8% luego de que el presidente ejecutivo, Elon Musk, cumplió su promesa de entregar un número récord de autos eléctricos en el segundo trimestre, sofocando los temores sobre la demanda de sus sedanes y SUV.

Los analistas e inversionistas de Wall Street han planteado dudas sobre la demanda y la capacidad del fabricante de automóviles de Silicon Valley para solucionar los problemas de entrega recientes, particularmente después de un primer trimestre desastroso cuando las entregas cayeron 31%.

“Estamos confiados que mostrarán mejores números en el tercer trimestre y probablemente sus primeros 100,000 en un trimestre”, dijo Craig Irwin, analista de Roth Capital.

Tesla entregó un número récord de 95,200 vehículos en el segundo trimestre, superando las estimaciones promedio de los analistas, pero no comentó cuándo volvería a generar ganancias.

Hasta el cierre del martes, las acciones habían perdido casi un tercio de su valor en lo que va del año.

El primer trimestre de Tesla se vio afectado por problemas de logística en sus puertos internacionales y una caída en los pedidos de Estados Unidos después de que se redujera la mitad de un crédito fiscal, lo que despertó la preocupación de que Tesla podría estar enfrentando un mercado limitado de automóviles eléctricos a precios premium.

Mientras Musk ha estado tratando de convencer a los inversionistas de que la demanda de automóviles Tesla sigue siendo alta y la entrega podría realizarse de manera eficiente, algunos analistas se mostraron escépticos acerca de la capacidad de Tesla para cumplir su promesa.

El CEO de Tesla dijo repetidamente que podrían entregar un número récord de autos en el segundo trimestre, superando los 90,700 que envió a los clientes en el último trimestre del año pasado.

En el trimestre, Tesla entregó 77,550 modelos 3, vistos como una pieza clave para su crecimiento en una empresa de mercado masivo, por arriba de la estimación promedio de los analistas de 73,144, según datos de IBES de Refinitiv.

“Estos son números innegablemente fuertes, pero dado el historial reciente de Tesla de cambios significativos en el rendimiento de trimestre a trimestre, seguimos siendo prudentes por ahora”, dijo Nicholas Hyett, analista de Hargreaves Lansdown.

Tesla aún enfrenta múltiples desafíos, incluyendo el inicio de la producción en China en el contexto de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y el gigante asiático y la revisión de su proceso de producción en un momento en que varios de sus principales ejecutivos abandonan la compañía.

Con información de Reuters

Comparte