fbpx
CFE y pleito con empresas privada.

5 de julio 2019 | 5:00 am

La cadena de donas y café Dunkin’ Donuts, que en México controla Sizzling Platter, solo cuenta con una unidad abierta en el país, en Mérida, Yucatán, según un sondeo realizado por EL CEO para comprobar lo que algunos clientes comienzan a reportar en redes sociales.

Los usuarios, consumidores recurrentes, se dicen indignados, pues aseguran que sin previo aviso o anuncio de cambio de local notaron desde finales de junio el cierre sorpresivo de las cuatro sucursales que la empresa, según información en el sitio oficial, dice tener en la Ciudad de México.

La última vez que la empresa informó sobre su crecimiento en el país, tenía el objetivo de sumar 100 tiendas para 2024.

EL CEO constató que las cafeterías ubicadas en la zona de Tecamachalco, Polanco, Parque Hundido, así como la de Coyoacán están cerradas, y que a nivel nacional la única que aún opera es la de Mérida.

El mercado de cafeterías es uno muy competido en donde las empresas tienen que tener una operación muy eficiente. El consumidor mexicano se ha ido sofisticando, lo que presiona a las empresas a mejorar su oferta, que en muchos casos no se traduce en una propuesta rentable como le pasó a Dunkin’

dijo Carlos Hermosillo, director de análisis fundamental en Actinver. 

Hasta el momento de la publicación de esta nota, ni Dunkin’ Donuts o Sizzling Platter respondieron a las solicitudes de información enviadas por EL CEO.

Incluso en las redes sociales de la cadena no se registra actividad desde principios de mayo, cuando iniciaban una campaña por el día del padre.

Hace casi cuatro años, el futuro de la marca lucía prometedor. En octubre de 2015 regresó a México y abrió su primera sucursal en el distrito de Santa Fe, al poniente de la capital. Su objetivo era cerrar ese año con dos unidades y una inversión de cuatro millones de pesos por cada una.

Sizzling Platter tiene la licencia para operar las cafeterías sólo en los estados del centro del país. En el resto del territorio, la franquicia quedaba libre para ser desarrollada por cualquier otro empresario interesado.

El plan en aquel momento era sumar 14 cafeterías en 2016, de acuerdo con información de la empresa.

Aún en junio de 2018, hace un año, el optimismo era grande al mantener la meta de llegar a las 100 tiendas para 2024, cuando en ese entonces sólo manejaba cinco.

De acuerdo con una nota publicada por Forbes México, Dunkin’ Donuts esperaba abrir la sexta sucursal en la colonia Condesa y finalizar el 2019 con 10 unidades.

Pero la última información registrada en la página web indica que en el centro del país maneja sólo cuatro cafeterías, de las cuales tres están cerradas.

“La escala es muy importante en estos establecimientos porque te da margen de negociación con los proveedores y se vuelve más eficiente tener muchas unidades con procesos estandarizados”, comentó Hermosillo.

La apuesta era grande y valía la pena para Dunkin’ Donuts. El mercado de cafeterías especializadas en México tiene un valor aproximado de 560.4 millones de dólares, ubicándolo en el puesto 12 dentro de las naciones mejor valuadas, de acuerdo a la consultora de mercado Euromonitor International.

Le dejaría el camino libre a Krispy Kreme

De confirmar que el cierre de las sucursales corresponde a una salida del mercado mexicano, el negocio, altamente competitivo en México y dominado por un puñado de empresas, se lo quedaría nada más y nada menos que la multinacional estadounidense, Krispy Kreme.

Starbucks, controlado por Alsea, domina el mercado con una participación de 46.7%, seguido por Café Punta del Cielo con 11.5 y The Italian Coffee Shop con 10.8%.

El resto de 30.8% se reparte entre otros establecimientos como Krispy Kreme y Dunkin’ Donuts.

En términos de número de unidades, la cafetería controlada por Taco Holding, sobrepasa las 100 unidades en más de 14 estados de México, de acuerdo con información de su página web.

Así, Krispy Kreme tendrá el camino libre para expandir su negocio de donas y café sin que ningún otro jugador le pueda hacer competencia.

Comparte