20 de junio 2019 | 5:38 pm

Las necesidades financieras de Pemex son altas, pero no al nivel que piensa Fitch, dijo este jueves Ulises Hernández Romano, director de Recursos, Reservas y Asociaciones de Pemex Exploración y Producción (PEP) en una presentación privada con empresarios y especialistas del sector realizada en el marco del Congreso Mexicano del Petróleo.

“Creemos que en el corto plazo podremos tener nuestros requisitos cubiertos, porque estamos convencidos de que estamos haciendo lo correcto”, señaló Hernández Romano.

La calificación otorgada a la Empresa Productiva del Estado toma en cuenta solamente los proyectos en aguas profundas en los que ha participado la petrolera en la última década, que son de largo plazo, criticó el funcionario, sin tomar en cuenta que este gobierno destinará más recursos a proyectos en aguas someras, en los que Pemex ya tiene experiencia, por lo que descartó afectaciones.

La calificación únicamente “tiene un impacto en la percepción y en los mercados de capital, si decidimos tener acceso a ellos”, consideró en la presentación, realizada en León, Guanajuato.

En el mismo sentido se expresó el director de finanzas de Pemex, Alberto Velázquez, quien aseguró que la petrolera mexicana no prevé invertir en proyectos de exploración en aguas profundas durante la actual administración, sino que se limitará a desarrollos en aguas someras y de tierra firme.

El directivo agregó que en el corto plazo Pemex espera contar con las métricas necesarias para mejorar su calificación crediticia.

Estos comentarios son los más recientes en una serie de desencuentros entre Pemex y las calificadoras. Fitch rebajó la nota crediticia de Pemex a la categoría basura a inicios de mes y Moody’s abrió la puerta a una posible reducción de calificación.

James McCormack, jefe de calificaciones soberanas de Fitch Ratings, dijo el miércoles que “no están muy confiados” en que el gobierno federal pueda cambiar la situación del país.

También explicó que la reducción en la calificación de la deuda de México hace un par de semanas se debió a temas de gobernanza y al impacto de la deuda de Petróleos Mexicanos en las finanzas públicas

“Se espera que el soporte soberano a Pemex resultará en menores ingresos fiscales y mayor deuda gubernamental”, comentó durante el Foro Anual de Fitch Ratings de México.

Ante los especialistas, el director corporativo de finanzas de la petrolera aseguró que durante la gestión actual de la empresa se evitará el endeudamiento a fin de fortalecer sus finanzas.

Asimismo, comentó que mediante la “nueva política de uso racional de recursos y transparencia” se han reducido las pérdidas de la compañía y que durante los próximos años esto permitirá un aumento en la producción petrolera.  

Al respecto, Hernández defendió la estrategia de mantener los 20 desarrollos actuales de la petrolera y duplicarlos en los próximos años, a fin de generar 1.1 millones de barriles adicionales.

Comparte