20 de junio 2019 | 2:21 pm

Walmart Inc fue multada en Estados Unidos y deberá abonar 282 millones de dólares como castigo por pagar sobornos en Brasil, México, India y China para agilizar la expansión de sus negocios, informaron autoridades estadounidenses.

La minorista aceptó pagar unos 144 millones de dólares de multa a la Comisión de Bolsa y Valores (SEC por sus siglas en inglés), y otros 138 millones aproximadamente al Departamento de Justicia, informó el regulador financiero.

“La comisión acusó a Walmart de violar la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA) al no operar un programa de cumplimiento anticorrupción suficiente durante más de una década, ya que la minorista experimentó un rápido crecimiento internacional”, indicó la SEC en un comunicado.

En 2012 Walmart fue señalada en una investigación periodística del New York Times de dejar que sus filiales en Brasil, China, India y México recurrieran a terceros para pagar sobornos a autoridades locales y de esa manera facilitar la expansión de la empresa en esos mercados.

“Como parte de la resolución, Walmart llegó a un acuerdo con el Departamento de Justicia de Estados Unidos, quien no enjuiciará o procesará a la compañía, si ésta cumple, por un periodo de tres años, con las obligaciones establecidas en el acuerdo”, detalló la filial de Walmart en México en un comunicado.

Nos complace haber resuelto este asunto. Walmart está comprometido a operar de manera correcta y eso significa actuar de manera ética en todos los lugares donde operamos,

dijo el presidente y CEO de Walmart, Doug McMillon, según el comunicado de la filial en México.

Sobornos de Walmart en México

Walmart fue acusada por pagos sospechosos a funcionarios en México y que
luego trató de ocultar a la matriz.

En la investigación periodística se incluyeron entrevistas con un exejecutivo de Walmart en México, quien describió cómo la firma entregó sobres de efectivo a funcionarios para comprar
aprobaciones de zonificación, reducciones en las tarifas ambientales.

La investigación identificó 19 sitios en México que fueron blanco de los sobornos, incluida
la apertura de una tienda en Teotihuacán en donde la firma pagó 200,000 dólares para obtener el permiso y utilizó cerca de 52,000 dólares para realizar modificaciones ilegales
en el área de construcción.

Comparte