fbpx
Drive.ai

26 de junio 2019 | 12:10 pm

Pese a que algunos podrían pensar que Apple abandonó el negocio de vehículos autónomos cuando despidió a más de 200 personas de su iniciativa Project Titan en enero, la compra que hizo este miércoles de la startup Drive.ai muestra lo contrario.

La startup había estado operando una pequeña flotilla de prueba en Texas, según el sitio The Information, pero informó a los reguladores de California, donde tiene su sede, que planeaba despedir a unas 90 personas y cerrar permanentemente, ante lo cual Apple compró la compañía.

The Information reveló a principios de este mes que el fabricante del iPhone estaba considerando adquirir la firma como un movimiento para incorporar a algunos de sus talentos de ingeniería a los sus esfuerzos de conducción autónoma.

En Silicon Valley, es común que las empresas más grandes adquieran nuevas empresas con problemas principalmente para contratar a sus ingenieros, un movimiento conocido en la industria como un ‘acqui-hire’.

Drive.ai es una de las cientos de nuevas empresas que persiguen el negocio de los vehículos autónomos y, de acuerdo con Axios, hace dos años logró una valuación de unos 200 millones de dólares, pero Apple probablemente pagó menos de los 77 millones de dólares que recaudó en sus rondas de inversión de 2016 a 2017, haciendo que la empresa fuera una pérdida neta para los inversionistas.

Apple compite con rivales como Waymo, de Alphabet, para desarrollar vehículos de autoconducción.

En el último año, Apple ha renovado sus esfuerzos y ha llevado al exjefe de ingeniería de Tesla, Doug Field, a supervisar la operación, que incluye a más de 5,000 trabajadores.

Apple también está trabajando en componentes clave, como sensores, además de mantener conversaciones con posibles proveedores.

La compañía que preside Tim Cook ha comprado empresas silenciosamente en los últimos seis meses. En su último año fiscal, Apple destinó 721 millones de dólares en adquisiciones de negocios, aproximadamente el doble de lo que invertido en 2016 y 2017. 

Con información de Reuters

Comparte