fbpx

29 de junio 2019 | 5:00 am

La ola de cuestionamientos de las autoridades tiene en la mira a Facebook, Amazon y Google y las grandes tecnológicas podrían aprender mucho de la experiencia de Microsoft en cuanto a investigaciones antimonopolio.

Y no es que la empresa de Bill Gates haya tomado buenas decisiones. Bloomberg destaca que la mayoría de los analistas legales y especialistas en tecnología coinciden en que la empresa hizo prácticamente todo mal, así que la historia sirve como un manual sobre qué no hacer.

Aún no hay casos abiertos, pero el Departamento de Justicia estudia las operaciones de Google en el mercado publicitario en línea y de la App Store de Apple, mientras que la Comisión Federal de Comercio de EU (FTC, por sus siglas en inglés) revisa las fallas en materia de protección de la privacidad de Facebook y las actividades de Amazon, que cada día expande su influencia a más sectores económicos.

El caso Microsoft

Hace dos décadas, Microsoft comenzó un largo proceso que terminó en la determinación de que había mantenido ilegalmente un monopolio con su sistema operativo para computadoras personales al incluir el navegador Internet Explorer como parte de su oferta, en detrimento de Netscape.

Aunque un juez ordenó en 2000 que la empresa se dividiera en dos, Microsoft logró un acuerdo con las autoridades en 2002 para evitarlo, recuerda Bloomberg.

A cambio, Gates aceptó que sus operaciones fueran supervisadas durante nueve años por las autoridades y tuvo que dar el mismo contrato de licencia de Windows a los 20 principales fabricantes de computadoras, además de permitirles promocionar libremente softwares de otras marcas.

Lección 1: No niegues lo obvio

Según Bloomberg, lo mejor es no negar que tienes un monopolio, como trató de hacer Microsoft cuando tenía 90% del mercado de sistemas operativos para PC, dañando su credibilidad.

Además, la legislación estadounidense no prohíbe expresamente los monopolios, sino que limita lo que puede hacer una empresa para establecer uno, mantenerlo o ampliarlo.

¿Lo que debió haber hecho Microsoft, según los expertos? Reconocer que tenía un monopolio -algo que era evidente- pero negar haber hecho algo ilegal para crearlo o mantenerlo.

En el caso de Google, tiene 84% del mercado de búsquedas en internet y 82% en el mercado de sistemas operativos móviles en EU, mientras que las tiendas de Google y Apple captan 95% de todo el gasto de los consumidores estadounidenses en aplicaciones, según datos de Sensor Tower citados por la agencia especializada, por lo que optar por la negación no tiene sentido.

Lección 2: No trates de darle un giro positivo

Al final de cada día de juicio, un ejecutivo de relaciones públicas anunciaba: “Fue otro buen día para Microsoft”, sin importar si el fiscal había vapuleado a sus testigos o el juez los había regañado. Esto afectó la credibilidad de la empresa ante la prensa y la opinión pública.

Lección 3: Asume que todo se hará público

Aunque en la era de las redes sociales esto podría parece obvio, siempre es útil recordar la mala impresión que dejó Bill Gates cuando durante el juicio de Microsoft se transmitieron videos de sus declaraciones en las que adoptó una postura arrogante.

Lección 4: No seas condescendiente

En los últimos meses, los gigantes tecnológicos han subrayado que los legisladores que los cuestionan no entienden el funcionamiento de sus servicios y, aunque ese argumento tiene algo de verdad, Microsoft ya comprobó que esa línea de actuación no trae buenos resultados.

Lección 5: Escoge a tus abogados con cuidado

“Nadie ha acusado a Jeff Bezos de tener miedo a una pelea. En Facebook, donde Zuckerberg piensa en Gates como un mentor y observadores ven similitudes en sus estilos y temperamentos, esta lección es particularmente importante”, destaca Bloomberg.

Gates, cuyo padre era un abogado, fue combativo durante su juicio, convencido de que su compañía estaba siendo acusada injustamente, pero su abogado, Bill Neukom, no se quedó atrás.

Los especialistas recomiendan que los asesores legales sean un contrapeso a los ejecutivos en el banquillo, aportando un tono más conciliatorio que facilite la comunicación con las autoridades.

Lección 6: Puedes perder de muchas formas

Aunque el peor escenario para muchas empresas sería verse obligado en desinvertir en ciertos negocios o escindirse, Microsoft es ejemplo que hay cosas peores.

“Los años de distracción por la pelea legal lastraron su negocio y consumieron el tiempo y la energía mental de los ejecutivos”, explica Bloomberg.

Como resultado, reconoció el jefe legal de la empresa, Brad Smith, Microsoft perdió la oportunidad de explotar el mercado de las búsquedas en internet, del que Google se apropió y por lo que ahora está en la mira de las autoridades.

Otros opinan que el juicio antimonopolio también es culpable de la tardanza de la empresa en el mercado de computación en celulares, lo que Gates consideró esta semana como su peor error.

“El error más grande es lo que hice mal en materia de administración que causó que Microsoft no se convirtiera en lo que es Android”, dijo Gates en una conferencia.

Lección 7: Evalúa llegar a un acuerdo desde el inicio

La investigación sobre las prácticas de Microsoft inició en 1990, mientras que la demanda del Departamento de Justicia se presentó en 1998, y aunque nadie sabe cómo se vería la empresa actualmente si no hubiera tardado hasta 2002 para firmar un acuerdo.

“Amazon, Apple, Facebook y Google probablemente tienen una muy buena idea sobre cuáles son las objeciones de los reguladores y vale la pena que consideren maneras de responder a esas preocupaciones mientras mantienen intactos el centro de sus negocios y sus ambiciones futuras”, recomienda Bloomberg.

La alternativa, advierte, son años de investigaciones, posibles evidencias que dañen sus reputaciones y muchas distracciones, además de una posible derrota en el juzgado.

Comparte