fbpx

4 de julio 2019 | 5:35 pm

El modelo de negocio de plataformas de entrega a través de bicicletas y motocicletas en México deja en una situación de vulnerabilidad a los repartidores, de acuerdo con un reporte del sitio The Verge.

Quienes trabajaban para estas plataformas suelen carecer de seguridad social y lo más grave es que exponen su vida.

El reportaje da cuenta del número de accidentes y los problemas a los que se enfrentan los repartidores.

En México hay 13.1 muertes en donde están involucrados automotores por cada 100,000 personas, superior a las 12.4 muertes por cada 100,000 en Estados Unidos.

La mayoría de los países desarrollados tienen tasas aún más bajas. Por ejemplo en Canadá hay solo 5.8 muertes por tráfico por cada 100,000 personas.

Situación legal en México

Los repartidores de las plataformas son considerados como ‘proveedores de servicios’, de acuerdo con la ley laboral.

Quienes optan por estas plataformas para emplearse deben registrarse ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) bajo el régimen de personas físicas con actividad empresarial y profesional; es decir, no cuentan con un contrato laboral porque pertenecen al sector que ofrece servicios a terceros.

El reportaje de The Verge se enfoca en Uber Eats, que en febrero de 2017 comenzó a ofrecer seguros para viajes de entrega en México para cubrir los costos médicos por lesiones y muerte.

Sin embargo, dice que habló con ocho repartidores de la plataforma en México que se lesionaron en el trabajo. Cinco de ellos buscaron compensación a través de la póliza de segur, pero ninguno de ellos la ha recibido.

El medio reporta que las familias de repartidores fallecidos han solicitado ayuda financiera a sus compañeros de trabajo mientras esperan que la empresa lo haga.

Agrega que algunos mensajeros incurrieron en una deuda masiva y pasaron meses recuperándose de las lesiones sufridas mientras trabajaban para Uber Eats.

The Verge indica que las operaciones de Uber en México se registran a través de la subsidiaria “Uber BV”, con sede en los Países Bajos.

Al registrarse en el extranjero, la compañía reduce sus obligaciones fiscales en el país y evita demandas de proveedores de servicios mexicanos.

Los términos y condiciones de Uber para los usuarios en México establecen que el arbitraje de cualquier disputa se llevará a cabo en Ámsterdam, Holanda.

La compañía necesita ser regulada para prevenir abusos laborales. La gente continuará conectándose a la aplicación para ganar dinero, incluso si no tienen absolutamente ningún derecho laboral

indica el abogado laboralista de la Ciudad de México, Roberto Cruz Peña, a The Verge.

“Estas empresas no van a cambiar hasta que el gobierno ponga freno a ellas”, agrega Cruz a The Verge.

El sitio además expone que los accidentes no fatales son habituales entre los repartidores de Uber Eats en México: heridas en brazos, clavículas y narices y casi amputaciones.

Afirma que un patrón surgió entre los testimonios que obtuvo para el reportaje: a los que pidieron ayuda del seguro de Uber se les dijo que sus lesiones no serían cubiertas, o la compañía de seguros nunca llegó a la escena del accidente.

De acuerdo con el medio, Uber expresó que todos los viajes de Uber Eats en México, independientemente del modo de transporte, están asegurados sin costo adicional para los repartidores, y que además se brinda cobertura a terceros y repartidores en caso de muerte o lesión.

The Verge sostiene que las lesiones no son el único riesgo de viajar por las ciudades mexicanas a todas horas, pues otro es la delincuencia. A los repartidores les han robado a punta de pistola cuando hacen las entregas.

Además las ganancias son escasas: entre 30 y 60 pesos por entrega al menos en la Ciudad de México.

Comparte